Llega el nuevo kit de bienvenida para los tratamientos de Invisalign. Un kit que nos ofrece una nueva caja para guardar los alineadores, de un acabado más robusto y estético que se aleja del diseño tipo de los alineadores removibles y se acerca más al envase de un producto tecnológico.  En este nuevo pack, solo tendremos un caja para los alineadores, en lugar de las dos azul y roja que nos ofrecían en los packs iniciales, pero la calidad de esta última compensa con creces el cambio. Cabe destacar el suave cierre por imán que lo hace mucho más cómodo y duradero.

Por otro lado, una de las novedades que sin duda llamará más la atención de los pacientes son unos «Cristales de limpieza» para disolverlos en agua y limpiar los alineadores. En concreto, vienen 3 sobres, de un uso cada uno, para diluir en 100ml de agua en el propio recipiente de guardado de los alineadores. Las instrucciones indican que debe rellenarse con agua templada, después de haber enjuagado los alineadores e introducido en la misma, echar los cristales, agitar suavemente durante 20 segundos, dejar reposar 15 minutos y volver a remover otros 20 segundos. Con ese último gesto quedaría por concluida la limpieza, aunque en las instrucciones nos invitan a enjuagar de nuevo los alineadores con agua caliente antes de su colocación.

Además de un visual folleto promocional en la parte interior de la tapa superior con instrucciones en español, francés y portugués sobre el sistema Invisalign y su uso, encontraremos en la parte interior de la tapa inferior de la caja un completo dossier de instrucciones y cuidados en inglés, italiano, alemán, francés, español, portugués, chino y japones que explica el procedimiento con más detalle.

Todo este pack en los nuevos tonos de Invisaling, negro y dorado, vienen acompañado de una bolsa de tela con los grabados a relieve de las ondas de fabricación de los alineadores propios de la marca, reconvirtiendo el hecho de comenzar un tratamiento de Invisalign en una experiencia para los 5 sentidos.