Mordida Cruzada en Ortodoncia

La mordida cruzada es una de las principales maloclusiones en ortodoncia.

Definición

Podemos definir la mordida cruzada en ortodoncia como una maloclusión intermaxilar donde uno o más dientes de la arcada superior ocluyen lingualmente (por dentro) de la arcada inferior en oclusión céntrica. En oclusión normal todos los dientes de la arcada superior ocluyen por delante o por fuera de la arcada inferior.

mordida cruzada ortodoncia

Clasificación

Podemos dividirla en tres grupos: mordida cruzada anterior, mordida cruzada posterior y mordida cruzada completa.

La mordida cruzada anterior se define como una maloclusión intermaxilar en el plano sagital en la que uno o más dientes anterosuperiores ocluyen lingualmente respecto a los dientes anteroinferiores, es decir, los incisivos y/o caninos inferiores están delante de los incisivos y/o caninos superiores en oclusión céntrica. En una oclusión normal nos encontraremos con un resalte positivo, en cambio, en una MCA nos encontraremos con un resalte negativo o resalte invertido. Englobaríamos la mordida borde a borde anterior dentro de la mordida cruzada anterior.

La mordida cruzada posterior es una maloclusión en el plano transversal donde las cúspides palatinas de los dientes posterosuperiores ocluyen lingualmente de las fosas de los dientes posteroinferiores en oclusión céntrica. Es decir, es una anomalía en el plano horizontal donde los premolares o molares superiores ocluyen por dentro de los inferiores. Englobaríamos la oclusión cúspide a cúspide posterior dentro de la mordida cruzada posterior.

La mordida cruzada completa es la conjunción de una mordida cruzada anterior junto con la mordida cruzada posterior, es decir, cuando encontramos una mordida cruzada tanto a nivel posterior como a nivel anterior.

Mordida Cruzada Anterior Posterior y Completa

En las mordidas cruzadas posteriores, podemos diferenciar entre una mordida cruzada unilateral si es de un solo lado o mordida cruzada bilateral si es de los dos lados.

Diagnóstico

La etiopatogenia de la mordida cruzada posterior es multifactorial. Existen factores de naturaleza genética, epigenética y ambiental. Podemos encontrar una única causa que la origine o lo que es más frecuente, la interrelación de múltiples factores. Entre los más frecuentes destacamos la patología dolorosa (como las caries, movilidad dental o incluso ausencias dentales) y los problemas de la dinámica mandibular relacionados con la masticación unilateral.

Según su origen, podemos clasificar las mordidas cruzadas en dentarias, esqueléticas o funcionales.

La mordida cruzada esquelética se origina cuando existe una discrepancia a nivel transversal entre el tamaño del maxilar superior y la mandíbula, siendo el maxilar superior más pequeño o la mandíbula más grande. Es decir, existirá una displasia esquelética con hiperplasia mandibular, hipoplasia maxilar o una combinación de ambas. En estos casos, aunque los dientes estén bien posicionados (la inclinación respecto al hueso) van a ocluir por lingual de los inferiores. Este tipo de maloclusión se asocia a un maxilar estrecho o paladar ojival.

En la mordida cruzada dental o de origen dentario los dientes superiores se encuentran lingualizados y/o los inferiores se encuentran vestibulizados encontrándose sus bases oseas apicales correctamente relacionadas siendo por lo tanto un problema generalmente de torque de los dientes.

La mordida cruzada funcional es debida a un problema muscular o articular, mediante el cual durante el movimiento de cierre se desvía la mandíbula y aparece una mordida cruzada.

Hablamos de mordida cruzada mixta cuando existe una combinación en mayor o menor grado de los tipos anteriores, por ejemplo, una mordida cruzada posterior esquelética con los molares superiores con torque negativo, en este caso será de origen dental y esquelético.

Mordida Cruzada Esqueletica y Dental

a) Mordida Cruzada Posterior Bilateral de origen Esquelético. b) Mordida Cruzada Posterior Unilateral de origen Dental (molar superior derecho con torque negativo)

Tratamiento

El tratamiento de la mordida cruzada dependerá del origen (dental o esquelética) y de la edad del paciente.

Si la mordida cruzada es de origen esquelético, el tratamiento de elección será realizar una disyunción esquelética mediante una expansión rápida palatina para ensanchar el paladar.

  • En niños y adolescentes se realizará con un disyuntor generalmente apoyado en dientes hasta los 15-17 años, debido a que a partir de esta edad la sutura palatina media se osifica y será muy difícil, o incluso imposible, realizar la disyunción.
  • En jóvenes adultos, hasta los 30 años, se podrá intentar con un disyuntor directamente en el hueso con la ayuda de microtornillos, lo que se conoce como un MARPE «Miniscrew Assisted Rapid Palatal Expansion», o lo que es lo mismo en español una expansión rápida del paladar asistida por microtornillos. Aunque se puede intentar realizar con pacientes de mayor edad, el pronóstico será cada vez más desfavorable, siendo el éxito inversamente proporcional a la edad del paciente, y muy rara vez funciona en pacientes de más de 50 años.
  • Sin embargo, cuando las suturas están cerradas, en pacientes adultos, y la mordida cruzada es esquelética el tratamiento de elección es el SARPE «Surgically Assisted Rapid Palatal Expansion» que se traduce como expansión rápida palatina asistida qurúrgicamente. Consiste en combinar el tratamiento ortodóncico con un disyuntor y la cirugía ortognática.

Si la mordida cruzada es de origen dental, el tratamiento será con ortodoncia, existiendo varios aparatos:

  • Invisalign. Es mi opción favorita. Para el tratamiento de la mordida cruzada en niños tenemos el Invisalign First y para el tratamiento de la mordida cruzada en adolescentes o adultos disponemos del Invisalign Comprehensive.
  • Brackets. Tratamiento de elección en pacientes con dentición permanente que buscan una opción más económica.
  • Aparatos removibles. También conocidos como expansores, aunque personalmente no me gusta este término porque es muy genérico y podría englobar otros aparatos. Dentro de este grupo hablamos principalmente de placas de expansión removibles, como por ejemplo, una placa de Hawley con tornillo de expansión. Este tipo de aparatos están en desuso.
  • Aparatos fijos. Estos aparatos, a diferencia de los brackets, se colocan por lingual. Se suelen utilizar en pacientes con dentición temporal o dentición mixta. Un ejemplo de este tipo de aparatos sería el Quad Helix. Este tipo de aparatos también están en desuso.

En tercer lugar, si la mordida cruzada es funcional, el tratamiento no solo consistirá en corregir la mordida cruzada sino que además habrá que rehabilitar la función. Para ello:

  • El punto de partida será registrar la relación céntrica.
  • Explorar la dinámica mandibular. De suma importancia en pacientes en crecimiento. El tratamiento de elección será la Rehabilitación Neuro-Oclusal (RNO) y pistas de composite.
  • Descartar otros problemas de patología artícular o disfunción muscular.

Por lo que ha de realizarse un correcto diagnóstico y un tratamiento lo más precoz posible, es decir, tan pronto como se detecta.

Por ejemplo, cuando se detecta a edades tempranas, entre los 4-6 años, el tratamiento puede ser muy simple, con pistas de composite y sin aparatos de ortodoncia. (Más información en tratamiento de mordida cruzada en niños)

Mordida Cruzada en niños

En niños y adolescentes si la mordida cruzada es de origen esquelético el tratamiento de elección será una disyunción maxilar.

Mordida Cruzada Expansor

Si la mordida cruzada es de origen esquelético, en pacientes adultos el tratamiento de elección será el SARPE.

Mordida Cruzada con SARPE

Conclusiones

Las mordidas cruzadas representan una de las maloclusiones que encontramos con mayor frecuencia en la clínica de ortodoncia.

Aunque la mordida cruzada puede aparecer a cualquier edad, es importante realizar un diagnóstico y tratamiento precoz ya que en los niños puede producir una desviación en el correcto crecimiento y desarrollo facial, aumentando la probabilidad de futuros problemas esqueléticos, dentoalveolares, musculares, funcionales y articulares, con la consecuente asimetría facial y estética.

La edad recomendada para visitar por primera vez al ortodoncista es a los 4 años de edad, y como muy tarde a los 6 años de edad, para poder realizar un tratamiento precoz de la mordida cruzada en niños.

El tratamiento y por lo tanto el aparato dependerá del tipo de mordida cruzada, de la severidad y de la edad del paciente. y habrá que diferenciar entre realizar solo expansión con ortodoncia o mediante ortopedia con disyunción que será asistida quirúrgicamente en adultos.

 

Comenta el artículo

Publicado: 21/04/2020

Inicio/Maloclusiones, Ortodoncia/Mordida Cruzada en Ortodoncia